Educa y Practica Salud

Ibuprofeno y Paracetamol: Los reyes del invierno.

El invierno es la época del año en la que más Paracetamol e Ibuprofeno prescribimos los médicos sin dudarlo, ya que son los mejores aliados para combatir los síntomas de los virus y algunas bacterias que tanto nos incordian a partir de las Navidades. A pesar de ello y de los años que estos fármacos llevan ocupando un lugar privilegiado en nuestros botiquines, muchos enfermos y papás de pequeños enfermos no tienen claro cómo y en qué situaciones usarlos correctamente y en cuáles no.

Así que me gustaría aclararlo, de una manera sencilla. ¡Espero poder conseguirlo!

¿Y para qué sirven estos fármacos?

El Paracetamol es analgésico (reduce el dolor) y antitérmico (baja la temperatura corporal).

En cambio, el Ibuprofeno, además de analgésico y antitérmico (como el paracetamol), es antiinflamatorio (reduce o baja la inflamación).

Por tanto, ambos podemos usarlos para tratar un dolor leve o moderado y para bajar la fiebre. Sin embargo, si buscamos además un efecto antiinflamatorio (como por ejemplo el dolor de un flemón dentario o de una otitis) , deberemos escoger el ibuprofeno, ya que aliviará más este tipo de dolores al disminuir la inflamación.

En cuanto a su uso para tratar la fiebre en niños, conviene leer el decálogo de la fiebre de la AEPap (Asociación Española de Pediatría de atención primaria), y algunos apuntes sobre la fiebre en los niños.

Analgésico Antitérmico Antiinflamatorio
Paracetamol
Ibuprofeno

Entonces, ¿cuándo usar uno u otro?, ¿hay alguno mejor?

Ninguno de los dos es ni mejor, ni peor. Como acabo de describir, los dos tienen efecto antitérmico y analgésico por tanto muchas veces se usan indistintamente uno u otro para distintos tipos de dolor y para tratar la fiebre. Aunque es preferible comenzar con el Paracetamol, sobretodo en niños, porque es más inocuo, ambos tienen ventajas e inconvenientes de uso según la condición de la persona que lo tome, por ello los debe prescribir y recomendar un médico previamente, conociendo la historia clínica del paciente.

Por tanto, conviene conocer algunas ventajas, precauciones o contraindicaciones de cada uno de ellos.

PARACETAMOL:

Seguro en el embarazo y la lactancia a dosis terapeúticas y durante períodos cortos de tiempo.

Contraindicado en alergia al paracetamol (evidentemente) y en algunas enfermedades hepáticas severas. Precaución de uso en insuficiencia renal.

IBUPROFENO:

Compatible con la lactancia. Bajo riesgo. Aunque siempre es preferible el Paracetamol.

No debe usarse en bebés menores de 6 meses a menos que lo indique su pediatra.

Contraindicado en el embarazo, en alergia al ibuprofeno (de nuevo, es obvio).  No debe usarse tampoco en una insuficiencia renal e insuficiencia hepática.

El Ibuprofeno puede provocar gastroenteropatía (casi todas las “-itis” del sistema digestivo como son: gastritis, enteritis, colitis… y úlcera gastroduodenal). Por ello, debemos evitar su uso en las afecciones anteriores. Ante la duda, debemos consultar antes de tomarlo.

Embarazo Lactancia Niños Gastroenteropatía
Paracetamol Desde 0 meses  Sí
Ibuprofeno No Mayores de 6 meses No

¿Cómo se administran?

Habitualmente los tomamos vía oral aunque también se puede administrar el Paracetamol vía rectal en forma de supositorio (usado en niños).

Cuando los tomamos vía oral debemos tomarlos acompañados de un poco de agua.

El Paracetamol debemos tomarlo con el estómago vacío para que tenga efecto más rápido, en cambio el Ibuprofeno, con el estómago lleno o durante las comidas (por el riesgo de gastroenteropatía que hemos comentado anteriormente).

¿Y en qué dosis los usamos?

Las dosis dependen fundamentalmente del peso de cada persona y de su situación de salud o enfermedad, así que este apartado lo dejo para que sea vuestro médico quien os indique. Pero, en general, para una persona sana, la dosis de cada fármaco se calcula para que se pueda tomar cada 6-8 horas en el caso del paracetamol y cada 8 horas para el caso del ibuprofeno.

Estómago Dosis
Paracetamol Vacío Cada 6-8 horas
Ibuprofeno Lleno (con las comidas) Cada 8 horas

¿Y puedo alternarlos o debo usar uno u otro?

Siempre es preferible elegir uno de los dos para tratar los síntomas de dolor o la fiebre, para evitar confundir las dosis de ambos (sobretodo cuando tenemos que administrarlos en forma de jarabe a los niños). Pero si antes de las 6-8 horas no obtenemos los resultados esperados con el fármaco elegido y tomado, sí que podemos administrar el otro fármaco para intentar conseguir el efecto deseado. Por ejemplo, si me tomo un paracetamol por un dolor de cabeza y al cabo de una hora o dos horas de haberlo tomado no se me pasa este dolor, podré tomarme un ibuprofeno con la única precaución de tomarlo con estómago lleno o acompañado de comida. Con la fiebre ocurre igual, aunque debemos tener en cuenta, en el caso de los niños, algunos apuntes sobre la fiebre (como he comentado anteriormente en el primer apartado).

¿Qué presentaciones son las más usadas?. ¿Hay alguno que actúe más rápido?

De ambos, los hay en comprimidos, comprimidos efervescentes, comprimidos bucodispersables (se deshacen en la boca), sobres, jarabes… Se usan indistintamente según preferencia o comodidad de la persona a la hora de ingerirlo o de transportarlo. Además su rapidez de acción en una persona sana dependerá básicamente (como he dicho anteriormente) de si el estómago está vacío (preferible en el caso del paracetamol, para mayor rapidez de efecto), o si el estómago lo tenemos lleno o lo tomamos durante las comidas (preferible en el caso del ibuprofeno). A veces las presentaciones líquidas (jarabes, comprimidos efervescentes y sobres) pueden tener un efecto más rápido.

¿Bajo que nombres aparecen?

Aparecen bajo tantos nombres como laboratorios farmacéuticos los comercialicen, aunque también pueden aparecer directamente con el nombre del principio activo (Paracetamol o Ibuprofeno), y un apellido de la casa comercial.

Aquí tenéis una tablita con algunos de los nombres comerciales con los que se venden estos dos fármacos:

Algunos nombres comerciales
Paracetamol Apiretal, Gelocatil, Efferalgan, Xumadol, Dolocatil…
Ibuprofeno Dalsy, Apirofeno, Junifen, Neobrufen, Algiasdin, Espidifen…

Cuando tengáis la caja delante, fijáos siempre, que bajo del nombre comercial, aparece el principio activo del producto (Paracetamol o Ibuprofeno), para no confundiros si os prescriben un tratamiento por el principio activo.

dalsy                                      apiretal

Hay que recordar que ningún medicamento, por cotidiano que nos suene, está exento de riesgos y efectos secundarios que habitualmente dependen de la idiosincrasia (de las características propias) de cada uno de nosotros. Por tanto, si no hemos tomado nunca alguno de estos fármacos, conviene siempre consultar a nuestro médico.

Paracetamol Ibuprofeno
Analgésico
Antitérmico
Antiinflamatorio No
Embarazo No
Lactancia
Niños Desde 0 meses Desde 6 meses
Gastroenteropatía No
Estómago Vacío Lleno
Dosis Cada 6-8 horas Cada 8 horas

Puedes descargar esta tablita resumen, clicando aquí.

Espero que os haya resultado útil. ¡Hasta la próxima!.

Referencias:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s