¡Sencillamente Rico y Sano!

Mi receta para un saludable 2018

En lo que llevamos de fiestas navideñas no he dedicado una entrada a hablaros de la alimentación durante estos días, que como bien sabemos se caracteriza por celebraciones alrededor de una mesa a modo de banquete donde lo más improbable es que nos quedemos con hambre, pudiendo terminar en empacho o indigestión por un exceso de comida que no hemos sabido controlar. Otra cuestión que me inquieta de estos días, son los brindis y demás costumbres: a propósito del tema, brindar con agua no da mala suerte (si todavía hay gente que lo piensa), ¡es salud! y si es lo que a uno le apetece, más todavía. No dejarse llevar por el propio exceso de estos días es más inteligente de lo que podemos pensar.

No obstante, mi intención no es aguaros las fiestas, sino todo lo contrario, celebrarlas con vosotros publicando el último post del año para dar algunas claves sobre cómo lograr uno de los propósitos top 10 de Año Nuevo: “cuidar/mejorar mi alimentación”, “controlar mi peso”, “practicar ejercicio o apuntarme al gimnasio”… En definitiva, conseguir mejorar el estilo de vida hacia uno más saludable, y sentirnos satisfechos con ello. Mi receta para este 2018 se cocina de la siguiente manera:

  • Poner a macerar 500 gramos de confianza y decisión en que el cambio es posible si realmente lo quieres.
  • 200 gramos de trabajo constante. Perseverar en el camino hacia el cambio es la forma de aprender, de crecer y madurar. ¡Sorpréndete!
  • 200 gramos de planificación.  Para comer de forma saludable, hay que comprar alimentos saludables. Organiza la despensa de manera que la mayor parte de los espacios sean ocupados por verduras y hortalizas de temporada, y la fruta fresca. Legumbres de todo tipo, granos y harinas de cereales integrales, frutos secos crudos o tostados; en definitiva, más vegetales y menos animales:
    • Intenta proyectar tu alimentación en papel. Si todavía no has escrito a los Reyes, añade a la lista esta herramienta, me encanta porque es genial para ayudar a planificar una alimentación saludable para toda la familia. Tomar nota nos permite organizarnos y reduce la probabilidad de que tengamos que improvisar. Porque el siguiente paso es…
    • Ir a la compra con una lista de comestibles saludables. Apuesta por productos de proximidad, de temporada y si es posible, de agricultura ecológica. Aseguran el sabor en los platos, y favorecen la sostenibilidad y la salud, tuya y la del planeta.
    • Ahora que tienes los ingredientes necesarios, has organizado la semana alternándolos para conseguir un equilibrio variado y saludable… ¡A cocinar! Con unos básicos e imaginación los resultados pueden ser espectaculares.
    • Planificar y organizar todo lo que haga falta (alimentación, ejercicio, tareas en casa, en el trabajo, etc.) para hacer un seguimiento y no se escape nada.
  • Todo esto aderezado con un puñado de ilusión, así a ojo ¡Que nunca falte!

Nota: si por el camino patinamos, no pasa nada ¡Lo importante es seguir remando! Porque no somos perfectos, pero sí maravillosos.

 

Con ello y para terminar, mi propósito en este blog para el año que llega es ofrecer una serie de contenidos útiles entorno a los aspectos que he nombrado en esta receta, mantenerme constante, y dedicar más tiempo a las cosas que me hacen sentir bien ¿habéis tomado nota SS.MM. los Reyes Magos de Oriente?

¡Muy feliz y saludable 2018!

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s